Rodaballo con bechamel de avellanas

El rodaballo es un pescado blanco muy preciado con una carne  firme y muy sabrosa; este pescado no necesita mucho más que darle un buen punto de cocción para disfrutar de él. Nos gusta prepararlo al horno y para completar el plato, elaboramos alguna salsa y guarnición.

Esperemos que os guste la receta de hoy que en breve incorporaremos a la carta de Catering Malena para que se pueda degustar en las bodas de Asturias.

captura

Es una receta muy sencilla, una bechamel a la que incorporamos unas avellanas tostadas, una coles de Bruselas tiernas y bien marcadas en la plancha (se pueden sustituir por otra hortaliza, por unas setas…), y el rodaballo.

Ingredientes (4 comensales)
1 rodaballo (de 1’8 kilos aprox.) en filetes, 8 coles de Bruselas, 60 gramos de caldo de ave, aceite de oliva virgen extra, sal.

Para la bechamel de avellanas
1 c/s de aceite de oliva virgen extra, 1 c/s de mantequilla, 1/4 de cebolla blanca, 25 gramos de harina, 300 gramos de leche, c/n de nuez moscada, pimienta negra recién molida, 60 gramos de avellanas tostadas, c/n de perejil rizado, sal y pimentón.

c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Elaboración

Lavamos las coles de Bruselas y las cortamos a  la mitad.

Ponemos una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra a calentar, marcamos las coles por los dos lados, dorándolas ligeramente y a continuación mojamos con el caldo  y añadimos sal al gusto.

Bajamos el fuego y las cocemos hasta que estén un poco tiernas y el caldo se haya consumido.
Preparamos la bechamel: ponemos en un cazo o sartén el aceite de oliva virgen extra y la mantequilla (se puede hacer sólo con mantequilla)

Incorpora la cebolla picada muy fina y dejamos que se haga hasta que esté transparente, entonces incorporamos la harina y la tostamos a fuego bajo.

Cuando la harina esté ligeramente tostada incorporamos la leche poco a poco, a la vez que vamos batiendo con la cuchara de madera. Añadimos también la nuez moscada, pimienta negra y sal. Dejamos que hierva y bajamos el fuego hasta que la salsa espese y esté fina.

Finalmente añadimos las avellanas troceadas y trituramos.

Untamos los filetes de rodaballo con aceite de oliva virgen extra y ponemos una sartén a calentar para sellar los filetes por ambos lados (vuelta y vuelta).

untitled

Una vez sellados colocamos los filetes en una bandeja de horno y los cubrimos con la bechamel de avellanas. Precalentamos el horno a 200º y los hacemos unos 5 minutos (dependiendo del grosor del filete) para que la bechamel se gratine.
Emplatado
Servimos los lomos de rodaballo acompañados de las coles de Bruselas. Terminamos con unas hojas de perejil  y pimentón.

Como veis es un plato muy fácil. Esperemos que os guste.

Saludos

Escribe un comentario

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>